中文
Українська
Türkçe
Svenska
Српски
Shqip
Slovenščina
Slovenčina
Русский
Română
Português
Polski
Norsk (bokmål / riksmål)
Nederlands
Myanmasa
Latviešu
Lietuvių
한국어
ქართული
日本語
Italiano
Íslenska
Bahasa Indonesia
Հայերեն
Magyar
Hrvatski
Galego
Gaeilge
Français
Suomi
فارسی
Euskara
Eesti
Español
English
Ελληνικά
Deutsch
Dansk
Cymraeg
Česky
Català
Bosanski
Български
Беларуская
العربية
APRICOTSFOLLAMOS EN LA PRIMERA CITA

En soledad o en compañía, el squirting te da alegría

3/11/2016
Behind the obscene: En soledad o en compañía, el squirting te da alegría
Fotografía © Maxi Kohan

Algunos la conocen como Anahí, otros como Canela, el resto como la de los talleres de sexo donde en lugar de la presentación cutre en PowerPoint puede haber una persona pajeándose o haciéndose un dedo. Educadora sexual para adultos, Anahí Canela se dedica a divulgar la diversidad sexual y ayudar a las personas a descubrir sus cuerpos para alcanzar la plenitud del placer sexual. En su talleres por supuesto hay una parte teórica, pero lo más divertido y didáctico llega con la parte práctica. Por ejemplo, en el taller de Punto G y squirting mucho mejor llevarse un chubasquero… no sé si queda claro el concepto.

Se dice que nunca te irás a la cama sin haber aprendido algo nuevo, con Anahí Canela antes de llegar a la cama te habrás corrido siete veces y, cuando llegues a la cama, habrás aprendido cosas que más que desconocer, no sabías que eran humanamente posibles.

Anahí, en tu tarjeta de visita pone que eres especialista en identidad de género. ¿Me explicas qué es? La identidad de género es cómo uno se siente y, por tanto, le gustaría mostrarse al mundo. Normalmente nos enseñan el género binario, que sería hombre y mujer; pero, en realidad, hay muchos más géneros o incluso pueden fluir entre los dos. Para que se entienda, tu género biológico viene con tus genitales pero tú a lo mejor no te sientes con ese mismo género, con lo cual eres transexual o transgénero o, simplemente, no te identifica como tal. O bien, se puede haber nacido con un género biológico e identificarse con ese mismo género.

En esa misma tarjeta se menciona el “poliamor”. Si tuvieras que explicar qué es el poliamor a una niña de 5 años, ¿cómo se lo explicarías? Yo le diría que el amor es infinito y que, por lo tanto, puedo dárselo a muchas personas a la vez, no sólo a una persona que es la única pareja. Como el amor no tiene limitación, o bien, la única que tiene es el tiempo y la capacidad de gestión emocional, no se acaba por dárselo a más de una persona.

¿Puedes hacer el mismo ejercicio pero explicándolo a una persona adulta? A un adulto le diría que el poliamor es una manera de relacionarse afectiva y sexualmente en la que cabe la posibilidad de que haya más de una pareja sexo-afectiva a la vez, y digo sexo-afectiva porque se puede tener sólo afecto, se puede tener sólo sexo o se pueden tener las dos cosas. Normalmente el poliamor considera que hay una o varias parejas principales (nunca un número mayor de tres porque es ingestionable). La pareja principal es aquella con la que tú tienes un proyecto de vida a largo plazo y con la que sueles tener las actividades comunes heteronormativas-patriarcales de pareja, como ir al cine, presentarle a tus padres, hacer las fiestas de navidad en casa y ese tipo de cosas.

¿El poliamor tiene algo que ver con la anarquía relacional? La anarquía relacional va un poco más allá del poliamor, ya que todas las relaciones personales tienen la misma importancia, aunque eso no significa que sean iguales en cuanto a la dedicación. En este sentido, todas las relaciones sexo-afectivas son iguales, por lo tanto no hay parejas principales.

Dejando las relaciones a un lado, pasemos a hablar de sexo. ¿Hay diferencia entre un orgasmos femenino y una eyaculación femenina? Sí, la hay, de hecho hay una diferencia entre el orgasmo, la eyaculación y el squirt. Primero te voy a diferenciar entre orgasmo y corrida, que así nos vale para hombres y para mujeres.
El orgasmo es una reacción emocional a un punto álgido de placer, que lógicamente tiene una consecuencia física y es visible (se te eriza la piel, te brillan los ojos, se te ponen los pezones duros, etcétera) pero en sí es una reacción emocional.
La corrida es una reacción física a un momento álgido en un pico de placer. Pero, a la vez, puede ser simplemente una reacción física del cuerpo sin ese pico de placer, es decir, sin el orgasmo. Como no es lo mismo, no es que vayan unidos, sino que se solapan.
Cuando digo squirt digo corrida y no digo eyaculación porque la eyaculación femenina es un líquido muy parecido al agua, por decirlo de alguna manera, que tiene enzimas prostáticas, por ese es equiparable a la eyaculación masculina. La enzimas prostáticas se crean en la próstata femenina que se llaman glándulas de Skene o también glándulas parauretrales y están justo al principio de la uretra en la parte interna. La eyaculación se segrega por la uretra, es como si meáramos. Estas glándulas, que son entre veinte o treinta, pueden estar obstruidas o ser menos, con lo cual hay mujeres que no eyaculan o no es perceptible la eyaculación, puesto que si todo está correcto puede haber hasta un vaso de agua de eyaculación.
El squirt o corrida es plasma sanguíneo que sale de las paredes de la vagina a razón de que cuando una mujer se excita, todas las cavidades de la vagina se llenan de sangre empezando por la cavidad cavernosa de la zona G, que es parte del clítoris. Lo que sucede es que hay un exceso de sangre y, una de dos, o se vuelve a expandir para arriba o, como la piel es transpirable, el exceso sale por allí, se filtra.
Resumiendo: la corrida o squirting es una reacción física; el orgasmo es una reacción emocional.

Hablando de squirting, tienes un taller que trata este tema y que incluye una parte práctica. Esto quiere decir que cualquier mujer puede squirtear, ¿no es una tarea exclusiva de las pornostar? RISAS. por supuesto que pueden, de hecho la verificación de que cualquier mujer puede squirtear es que todas las actrices porno squirtean. Dudo que haya algún médico especialista que se dedique a mirar si estas mujeres pueden o no squirtear para meterse en el porno. RISAS.

squirting Fotografía © Maxi Kohan

Supongo que para hacer el squirt te tienes que organizar, no sé, poner un plástico o una funda impermeable… y ponerte lejos de los electrodomésticos… ¿no? RISAS. Las primeras veces es mejor no pensar en que puedes mojarlo todo, básicamente porque te corta el rollo. El squirt merece que te relajes, que estés muy cómoda, aparte de muy excitada. Cuando ya es habitual, lo que recomiendo es sacar el culo de la cama, es decir, ponerse en la esquina de la cama, de la mesa, del sofá o de dónde estés, o si no directamente por la ventana. RISAS. Y cuando acabas, friegas. A mí no se me ha roto nunca ningún electrodoméstico, pero recuerdo muy bien una guarra-cita por webcam que justo estaba muy cerquita del ordenador y mojé la pantalla y todo. Lógicamente se me apagó el ordenador, pero no se estropeó, sólo tuve que secarlo bien. MÁS RISAS

¿Por qué hay mujeres que fingen el orgasmo? Primero tiene que ver con quererse poco, porque si yo tengo sexo me quiero divertir, me lo quiero pasar bien. Si no nos gusta el polvo lo deberíamos de parar, eso sí que es mucho de mujer, nos han enseñado que lo que calientas te lo comes. Otro motivo es que nos da miedo o coraje decirle a otra persona que no nos gusta como nos hace algo y sobre todo si le queremos, nos da miedo herirle. También creo que hay mucha mujeres que no se han explorado lo suficiente a sí mismas y a lo mejor son incapaces de llegar al orgasmo ni siquiera ellas solas. Cuando cuesta mucho hay que abordar muchas cosas, ya que seguramente hay un tema psicológico detrás y lo ideal sería pedir ayuda a un profesional, porque todos deberíamos tener la capacidad de sentir placer.

¿Los hombres también fingen el orgasmo? Orgasmos seguro y corridas, también, yo los he visto fingir corridas…

¿Y cómo se finge una corrida masculina? El rollo de sacar la polla, sobre todo si es con condón, quitarlo rápidamente y tirarlo para que la otra persona no se de cuenta. Diría que lo hacen por el mismo motivo de las mujeres, es decir, por no decir a la otra persona que no le está gustando. Otro tema aparte son los hombres que tienen dificultad para correrse e incluso para sentir orgasmos, entonces como es tan pesado y la otra persona se cansa, pues fingen que se acabó y ya está. Todo esto tiene mucho que ver con lo que nos han enseñado, es decir, que la sexualidad es sexo, que el sexo es follar, que follar es coito, que coito es corrida y la corrida es orgasmo y que van todos juntos; si algo no pasa es que está mal, no nos hemos divertido. Todo esto crea la obligación de mentir cuando eso no sucede.

Ya que mencionas muchas veces el hecho de que la educación que recibimos en el ámbito sexual a veces no es la más correcta, ¿me puedes decir qué opinas de la educación sexual que dan en las escuelas? Es terrible. La educación sexual en las escuelas se basa en cómo poner el preservativo, cómo no quedarte preñada y cómo evitar el VIH, ni siquiera tratan todas las enfermedades de transmisión sexual. Se saltan una parte muy importante que deberían venir en parvulario, que es la identidad de género. Incluso antes de que nazcan sería correcto no sexualizarles, de hecho se debería educar en género neutro para que ellos mismos se autodefinan con el género que sienten. Más adelante, a los 13, 14 y 16 años, lo que tenemos que enseñarles es que se comuniquen de forma efectiva y que entiendan que cualquier relación sexual tiene un efecto emocional en ti y en la otra persona. Tienen que aprender a respetar a la persona y a las emociones y además entender bien cómo funciona su cuerpo, cómo se gestiona el deseo y cómo son sus genitales. Después, ojalá con los 23, estuvieran preocupándose de si se están dando todo el placer que pueden o si están dándole a su pareja sexual todo el placer que pueden. Todavía hay mucho trabajo que hacer en tema de educación sexual.

¿Qué es lo que más te pide la gente que asiste a tus talleres? ¿Hay un problema o cuestión muy recurrente entre tus asistentes? No suelen hacer peticiones. Lo que suele suceder y lo que yo amo de mi trabajo es que la gente me agradece que le esté enseñando algo nuevo, que le ayude a superar algún nudito que tenía y sobre todo las mujeres en estos talleres, en el del punto G y squirting, aprenden a conocer mejor su sexualidad y su cuerpo.

¿Cómo se desarrollan tus talleres? Todos mis talleres son teóricos-prácticos y, prácticos, no significa que son orgías sino que son didácticos, es decir, si tú vas a aprender a dar un masaje en los pies, es de lógica que vas a hacer un masaje a alguien y te va a tutorizar un profesor. En mis talleres sucede lo mismo, no es que follemos, sino que enseño una técnica concreta y se pone en práctica, sin interés de provocar placer porque mi objetivo es que vean cómo se lleva la práctica a cabo y cómo reacciona fisiológicamente el cuerpo.
En los talleres en los que se habla de sexualidad femenina siempre soy yo la modelo, con lo cual todos y cada uno de los asistentes tiene que practicar conmigo.

Eres una listilla, eh… Bueno, soy más lista en la segunda parte, que es cuando yo que toco a todas las mujeres. RISAS.
Si hago un taller de felación y masturbación normalmente no vendrán hombres, sino mujeres. En este caso tengo a un modelo masculino que se presta.

¿Esto quiere decir que en los talleres de squirting estáis todos juntos pero cada uno a lo suyo toqueteándose? Por la mañana se hace la parte teórica, que son unas 4 horas, y por la tarde ya hay implicación física sexual, entonces todos me localizan el punto G tal y como lo he explicado e intentan hacer la técnica del squirting que es un poco compleja. La técnica de localización de Punto G y la de squirt son únicas y las he desarrolladas yo personalmente. Después hago lo mismo yo una a una a las mujeres, siempre de espaldas al resto de la gente para preservar su intimidad y desnudas de cinturas para abajo, se localizan primero ellas, luego yo, y si vienen en pareja lo hacen juntos.

¿Hay personas que se quedan en la primera parte? No, porque básicamente no lo permito. Es que una de las cosas por las que me diferencio es por eso, por la parte práctica. Si la gente viene, rompe sus miedos y supera la vergüenza y hay quien no lo hace, me parece una falta de respeto para la gente que sí se ha animado a hacerlo. Si no vienes a poner en práctica, no asistes a mis talleres.

¿Las mujeres acuden solas o en pareja? Hay de todo, pero que sepas que hay muchos hombres que vienen para aprender cómo complacer. El hecho de que haya menos mujeres no sé si es por no dar demasiada importancia a su placer, que eso viene siempre de la educación patriarcal, o es miedo a descubrirse. Además, fíjate tú que hay muy pocas lesbianas en mis talleres, que deberían ser las más interesadas, porque no sólo es su placer sino el de su pareja sexual, pero ella ya se lo saben todo. Estoy generalizando pero es así y a las heterosexuales les pasa lo mismo, piensan qué le voy a contar yo sobre su placer. Yo no doy educación sexual para adultos para enseñarles a quien no sabe, yo lo que intento es mejorar la sexualidad de las personas. Para mí lo importante es que aprendan algo y si no aprenden nada, les doy la mano y les digo que asistan a otro taller gratis.

¿Dónde y cuándo será tu próximo taller? Próximamente tengo dos talleres en Barcelona: uno el sábado 19 de noviembre, de 16h a 20h, que es el de Masturbación masculina y felación; el otro el día 20 de noviembre, de 11:30h a 20:30h, y es una Masterclass de Punto G y Squirt.

¿Qué no harías nunca por dinero? Lo tengo muy claro y además me lo han propuesto varias veces: zoofilia y crush fetish con animales. Lo de la zoofilia me lo propusieron a partir de unos anuncios de foot fetish y estuve a punto de denunciar al tipo.

Perdona la ignorancia pero, ¿qué mierda es el crush fetish? Pisar a animales vivos, entonces los matas. Y no sólo se hace con cucarachas o insectos, incluso lo hacen con mamíferos pequeños como ratas o hamsters. Son cosas que no se mueven mucho pero existen, por desgracia.

¿Follas en la primera cita? Siempre. RISAS. Por lo menos lo intento. RISAS. Es que para qué perder el tiempo, porque si folla bien te has perdido una cita para follar, y si no te entiendes en la cama a qué esperas, ¿a encariñarte para que luego te de palo? Si veo que me interesa verle otra vez, prefiero follar en la primera cita así sé en qué terreno estoy jugando.

Última pregunta y ya te dejo en paz, que ya llevas más de media hora sin squirtear y supongo que lo echas de menos. ¿Qué opinas de la prostitución? Que es una educación sexual muy buena, aunque no esté reconocida como tal. Las prostitutas enseñan a tener buen sexo a los clientes, al menos las buenas. Y eso es algo que la sociedad debería valorar. En Grecia existía la prostitución sagrada: los hombres que volvían de la guerra, que venían de matar, de violar y pasarse meses lejos de casa, volvían tocados de la cabeza. Así que se iban a los sitios donde había prostitutas sagradas con el fin de que los recondujeran y, sus mujeres, en vez de enfadarse, iban a hacer ofrendas a esas prostitutas para agradecerles de haber curado a sus maridos. Así que no sé hasta qué punto deberíamos aprender de eso y entender que a veces hacen más bien que mal, por mucho que nos pese. Soy una defensora total de la prostitución.

¿Te has quedado con ganas de profundizar sobre el trabajo de Anahí Canela? ¿Quieres saber más sobre sus talleres y el arte del squirting y de la felación? Lo tienes muy fácil: existe una cosa llamada Internet, espabílate. Que no, hombre, que es broma, visita su página de Facebook o su página web www.anahicanela.com y entérate de lo que se cuece.

squirting
Comparte

Y tú, ¿qué opinas?

Muchas gracias por enviarnos tu comentario. Prometemos echarle un vistazo en cuanto tengamos las bragas puestas.