中文
Українська
Türkçe
Svenska
Српски
Shqip
Slovenščina
Slovenčina
Русский
Română
Português
Polski
Norsk (bokmål / riksmål)
Nederlands
Myanmasa
Latviešu
Lietuvių
한국어
ქართული
日本語
Italiano
Íslenska
Bahasa Indonesia
Հայերեն
Magyar
Hrvatski
Galego
Gaeilge
Français
Suomi
فارسی
Euskara
Eesti
Español
English
Ελληνικά
Deutsch
Dansk
Cymraeg
Česky
Català
Bosanski
Български
Беларуская
العربية
APRICOTSFOLLAMOS EN LA PRIMERA CITA

Los 6 trucos definitivos para romper con tu pareja

8/8/2017
Behind the obscene: Los 6 trucos definitivos para romper con tu pareja

¿Cuántas veces has tenido que romper una relación en tu vida? ¿Y cuántas veces lo has retrasado porque no encontrabas las palabras o el momento adecuado? Lo sé, lo sé… más de las que hubieras querido. Por eso, como siempre estoy dispuesta a hacerte feliz, he recopilado las que para mí son las grandes técnicas de ruptura, confirmadas y validadas por hombres casados, divorciados y separados.

  1. No es por ti, es por mí.

    Todo un clásico, la técnica por excelencia, no en vano es la más usada. El inventor de esta salida se llevó el Oscar al más cabrón, así que demuestra que eres un actor de Oscar y empieza a actuar. Eres el malo de la película, pero de esos malos buenos, que justifican sus actos por amor. El argumento es que ella no se merece a alguien como tú, que eres una pareja horrible y que aunque la quieres con locura, debes terminar con ella, para que encuentre algo mejor y deje de sufrir.

    En el fondo eres un altruista… para que el papel tenga solidez, o más importante es llegar a un buen nivel de auto insulto hasta que te diga: "Tranquilo, lo entiendo, gracias cariño, si es que en el fondo eres un buenazo".

  2. Tírale los trastos a su amiga.

    Aquí sí eres un cabrón, sin rodeos. Es algo maligno, pero funciona. O se lo cuenta y ella corta contigo instantáneamente, o su amiga acepta tu propuesta y ganas una amante de rebote, aunque mantengas a tu actual pareja. Siempre ganas ;)

  3. Pídele culo incesantemente

    "Venga, no seas así, si no te va a doler...". O no lo acepta y corta contigo por pesado o... tendrás que venir a darme las gracias por mejorar tu vida sexual (y la suya, aunque todavía no lo sepa ;)

  4. Si te va el juego, arriesga.

    Depende de lo valiente que seas puedes jugar una u otra mano:

    • Si sabes que ella quiere casarse algún día, coméntale que lo has estado pensando y que has decidido mantenerte soltero, que no te gusta el compromiso y que tal como estáis ya está bien, si realmente ella sueña con vestirse de blanco y se quiere a sí misma, antepondrá sus deseos a los tuyos y se buscará alguien dispuesto.
    • Por el contrario, si sabes que no quiere casarse, pídele matrimonio y dile que no aguantas más sin comprometerte. Pero cuidado, esto es casi como la ruleta rusa, sé de hombres que han utilizado esta opción y luego me invitaron a su boda. Atente a las consecuencias.
  5. Trata de tener cada vez peor sexo.

    Existen dos riesgos al usar esta técnica, que te quiera tanto que se aguante de por vida con lo que vuestra vida sexual será un fracaso, o que te funcione y rompa la relación, pero que sea irreversible y te conviertas en un malfollador de por vida por haber practicado tanto el correrte rápido, chupar mal y follar como un erizo. Suerte.

  6. Deja caer una tarjeta de Apricots.

    Si no te ves capaz de ejecutar ninguna de las anteriores técnicas, siempre te quedará la opción de “olvidarte” una de nuestras tarjetas de visita en el coche, en tu casa o en algún sitio estratégico donde tu mujer, alguna de sus amigas o incluso la suegra, pueda descubrir tu desliz pecador. Quedarás como un putero, sí, pero le pasas a ella la patata caliente, será ella quien rompa contigo y tú te quitas un marrón. Pásate por el local a coger una tarjeta sin compromiso ;)

ATENCIÓN: Estas técnicas no son infalibles, aunque tienen un alto porcentaje de efectividad. Puede suceder que ella no te diga nada, puede ser que ella también tenga una aventura y habréis dado un paso adelante hacia una relación liberal o simplemente, habrás descubierto que ella es una chica Apricots y cree que tú lo sospechas…

Por supuesto, yo apuesto por la sinceridad. Dile la verdad, sé sincero, coge el toro por los cuernos y dile que no quieres continuar con la relación por los motivos que sean y afronta como un hombre la situación, sencillo y transparente y lo más seguro es que todo salga bien y hasta te peguemos un buen polvo de despedida.

Besos.

Comparte

Y tú, ¿qué opinas?

Muchas gracias por enviarnos tu comentario. Prometemos echarle un vistazo en cuanto tengamos las bragas puestas.