中文
Українська
Türkçe
Svenska
Српски
Shqip
Slovenščina
Slovenčina
Русский
Română
Português
Polski
Norsk (bokmål / riksmål)
Nederlands
Myanmasa
Latviešu
Lietuvių
한국어
ქართული
日本語
Italiano
Íslenska
Bahasa Indonesia
Հայերեն
Magyar
Hrvatski
Galego
Gaeilge
Français
Suomi
فارسی
Euskara
Eesti
Español
English
Ελληνικά
Deutsch
Dansk
Cymraeg
Česky
Català
Bosanski
Български
Беларуская
العربية
APRICOTSFOLLAMOS EN LA PRIMERA CITA

La depilación masculina y muchos WTFs

30/3/2016
Behind the obscene: La depilación masculina y muchos WTFs

¿Os acordáis del último estudio de Apricots University? En ello hicimos un repaso rápido de la evolución de la depilación femenina a lo largo de los años y pudimos ver que hemos pasado de los típicos chichis conservadores de los años ‘60 a los chichis revolucionarios o sinceros de hoy en día (si bien entre las feministas más radicales es posible encontrar esos potorros frondosos y afelpados que, en algunos casos, se extienden hasta los tobillos y pueden sustituir perfectamente a las medias de algodón más gruesas. Eso sí, en verano, ¡vaya calor!)

Dejando el pelaje de los chichis a un lado, centrémonos en otro importantísimo estudio de Apricots University: el pelaje de los rabos. Sí chicos, hoy hablaremos de este tema, así que si no queréis sentir vuestra masculinidad herida volved otro día o, aún mejor, tomároslo en broma. Pues, se habrá notado que un día, de repente, los hombres decidieron que la depilación tenía que formar parte de su rutina estética; el porqué os lo podéis imaginar: sin maleza el árbol parece más grande. Pena que nadie les haya comentado que las mujeres sabemos que las ilusiones ópticas duran pocos segundos.

Pero bueno, como esta situación no tiene vuelta atrás, a nosotras no nos queda que aceptarla y evitar ponernos envidiosas cuando tenemos delante un hombre con una depilación más cuidada que la nuestra. Lo importante es estar preparadas psicológicamente sabiendo que esto es lo que nos podemos encontrar por ahí:

  • polla depiladaEl desierto del Sahara: un tiempo atrás esta zona estaba poblada por largas y salvajes melenas, ahora quedan sólo ellas: polla y pelotas solitas frente a las adversidades. Es el corte perfecto para el hombre seguro de sí mismo, que ama el minimalismo y los espacios asépticos. Nadie le ha comentado que si el pelo púbico existe es por algo, de hecho una de sus funciones es amortiguar la posible irritación de la zona genital causada por el roce continuo de piel contra piel durante las relaciones sexuales. Y si esto no le preocupa es que folla poco. Aún más importante es la función de mantener las pelotitas a una temperatura constante para que éstas estén en las condiciones propicias para ir produciendo espermatozoides. ¿Acaso sabrá para qué sirven los espermatozoides?
  • polla peludaLa Amazonia: visto desde lejos podría parecer la cabeza de una chica Pantene, pero si nos acercamos y apartamos esa cascada de pelo veremos que hay vida detrás. Nada de nuevo eh, lo que nos encontramos es más de lo mismo: rabo y pelotas. Para una cuestión de comodidad mejor tener a mano una goma para recoger esa melena, que ofrece posibilidades infinitas de peinados: coletas, moños, trenzas y todo lo que le pone cachonda a una chica Pantene.
  • patio interiorEl patio interior: aunque el nombre nos recuerde lugares exóticos y encantados, hay que decir que la zona escrotal tiene poco de esa magia, sobre todo cuando es la única que conserva el pelaje. ¿Cuál es el sentido de dejarse los huevos peludos, aparte de parecer ridículo? Las chicas podéis dormir tranquilas sabiendo que este estilismo no está muy de moda, de hecho creo que soy la única persona al mundo que ha tenido la suerte de encontrarse algo así. Es que últimamente tengo tanta suerte que si al genio de la lámpara le pidiera de darme alas, me transformaría en una compresa.
  • jardín en la terrazaEl jardín en la terraza: en la parte superior del pubis se ha mantenido un pequeño césped de pelos que sirve para recordar que ahí, un tiempo, estaba poblado por largas y salvajes melenas. Es un pequeño espacio, como la zona para niños de McDonald’s, donde el pelo está bien cortadito y cuidado. El corte mejor hacerlo con tijeras, así el pelo quedará suave y agradable al tacto. Este “estilismo” es ideal para cuando se practica la vaquerita (misionero invertido), porque hay una estimulación directa del clítoris que a las mujeres nos encanta. Sí, chicos, el clítoris existe y está justo entre los dos labios superiores. Qué descubrimiento más interesante, ¿verdad? Que sepáis que para la mayoría de mujeres esta opción es la mejor, avisados estáis.

Hasta aquí hemos llegado. Sabemos que tras haber leído este post vuestra vida cambiará totalmente, no estamos seguros de que sea a mejor. Ahora os toca a vosotros/as contarnos qué tipo de depilación os pone más y qué es lo más raro que os habéis encontrado. ¡Sorprendednos!

 

Comparte

Y tú, ¿qué opinas?

Muchas gracias por enviarnos tu comentario. Prometemos echarle un vistazo en cuanto tengamos las bragas puestas.