中文
Українська
Türkçe
Svenska
Српски
Shqip
Slovenščina
Slovenčina
Русский
Română
Português
Polski
Norsk (bokmål / riksmål)
Nederlands
Myanmasa
Latviešu
Lietuvių
한국어
ქართული
日本語
Italiano
Íslenska
Bahasa Indonesia
Հայերեն
Magyar
Hrvatski
Galego
Gaeilge
Français
Suomi
فارسی
Euskara
Eesti
Español
English
Ελληνικά
Deutsch
Dansk
Cymraeg
Česky
Català
Bosanski
Български
Беларуская
العربية
APRICOTSFOLLAMOS EN LA PRIMERA CITA

Todo lo que quieres saber sobre las LumiDolls

5/4/2017
Behind the obscene: Todo lo que quieres saber sobre las LumiDolls

La primera LumiDoll llegó a Apricots una mañana de marzo. Se llama Katy, aunque creo que si le llamas Manoli no le importa. No llegó sola, dos responsables de LumiDolls la llevaban dentro de su caja en una carretilla. Primera duda resuelta: ¿dónde vive una sex doll? En una caja.

Al mismo tiempo que la muñeca y sus propietarios avanzaban por el pasillo, las cabezas de las chicas de Apricots iban saliendo de la sala de estar para dar la bienvenida a las nuevas “compañeras” y, sobretodo, para cotillear. No son las únicas cotillas, yo estoy con ellas… y media España también.

Esa mañana en Apricots Arizala dio para muchas preguntas, risas y selfies. No os voy a enseñar las selfies que tomé haciendo la tijera con Katy, pero sí que voy a resolver unas cuantas dudas que quizás aún tenéis sobre las sex dolls más famosas de Europa.

Empezamos.

¿Las muñecas parecen de verdad?

Sí, a su manera. Por ejemplo, Katy tiene un pecho descomunal y una cintura demasiado estrecha para ser humana. Creo que el cliente de una muñeca sexual busca exactamente esto. De hecho, una escort de Apricots comentaba que son ideales para los amantes del manga.

¿Tienen muchos clientes?

Bastantes. Una LumiDoll no se cansa nunca.

¿Qué buscan los clientes de una LumiDoll?

Buscan una oreja que les escuche, un hombro sobre el que llorar, alguien que los entienda… ¡Claro que no! Buscan vaciar sus huevos, obvio. Algunos lo harán por curiosidad, otros para realizar fantasías que no se atreven a pedir a una chica, otros porque no quieren follarse una mujer de verdad, otros por el rollo manga, incluso para practicar antes de perder la virginidad… Hay mil razones por querer tirarse una LumiDoll. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuánto cuesta un servicio con ellas?

Un servicio de 40 minutos cuesta 100€; un servicio de 1 hora, 120€; y 2 horas con ella, 200€. Además puedes pedir que la customicen como quieras, con traje de novia, de butanero, con la camiseta de Messi, etc.

¿Cuántos orificios tienen?

Tienen 3 orificios donde meterles la polla (o lo que sea). Cada agujero mide 17 centímetros. Por curiosidad, le metí los dedos en el coño y tengo que decir que con lubricante (y un pene, claro), estaría encantada de follármela. Y esa confesión nos lleva a la siguiente pregunta.


Katy en una postura muy sexy Katy, una de las LumiDolls disponibles en Apricots
¿Es higiénico?

No os creáis que metí mis dedos directamente en la rajita de la LumiDoll sin preguntar si eso estaba limpio. Después de cada servicio, cada muñeca se desinfecta y se asea debida e intensivamente con jabones especiales antibacterias, por lo que la higiene está 100% garantizada. Igualmente, siempre hay preservativos disponibles por si no quieres arriesgarte a tener un hijo no deseado a lo Chucky el muñeco diabólico.

¿Cuándo y por qué llegaron a Apricots?

Llegaron a Apricots el pasado jueves 30 de marzo. La empresa de sex dolls dejó su primer emplazamiento por problemas de logística e infraestructura. Como Apricots tiene las licencias necesarias para ofrecer servicios sexuales además de unas instalaciones totalmente acondicionadas, las dos empresas empezaron a colaborar. Si quieres más información, puedes leer la nota de prensa que hicimos para comunicarlo a los medios.

Las muñecas alquilan las habitaciones de Apricots por horas, igual que las escorts que frecuentan Apricots. Y sí, puedes montarte un trío con una chica real y una sex doll si te apetece.

¿Qué piensan las prostitutas de las muñecas?

No sé qué piensan todas las prostitutas del mundo sobre las muñecas. Sí sé, por ejemplo, que Aprosex tuiteó que el “sexo-afecto de una persona no puede proporcionarlo una muñeca”. Comparto la opinión y, las putas que conozco, que son unas cuantas, también. No están en contra de las muñecas, las sex dolls no van a robarle el trabajo a las putas. Estar en contra de las LumiDolls sería como estar en contra de los consoladores.

La inmensa mayoría de las escorts que conozco opinan que las muñecas no son competencia para ellas. Puede ser que algunos clientes de prostitutas quieran probar con una LumiDoll por curiosidad, pero las chicas Apricots piensan que son dos tipos de clientes distintos. El que tenga una fantasía, ¡que la cumpla! Es muy sano, y las muñecas están en las fantasías de mucha personas.

Así que, fin de la polémica: no son el prostíbulo del futuro, son una nueva oferta muy interesante del mercado de sexo de pago en Europa. Por eso están en Apricots, porque también somos muy interesantes y molamos mogollón.


El prostíbulo de Los Simpson Apricots, el Spring de Springfield
¿Cómo es follarse una muñeca?

Eso tendrías que explicármelo tú, de momento no me va el rollo lésbico-sintético. ¿Por qué no reservas una hora con una lumidoll? Puedes hacerlo llamando al +34 605 71 25 08 o enviando un mail a info@lumidolls.com.

Y ahora te hago yo una pregunta a ti.

¿Te follarías a una muñeca sexual?
Comparte

Y tú, ¿qué opinas?

Muchas gracias por enviarnos tu comentario. Prometemos echarle un vistazo en cuanto tengamos las bragas puestas.