中文
Українська
Türkçe
Svenska
Српски
Shqip
Slovenščina
Slovenčina
Русский
Română
Português
Polski
Norsk (bokmål / riksmål)
Nederlands
Myanmasa
Latviešu
Lietuvių
한국어
ქართული
日本語
Italiano
Íslenska
Bahasa Indonesia
Հայերեն
Magyar
Hrvatski
Galego
Gaeilge
Français
Suomi
فارسی
Euskara
Eesti
Español
English
Ελληνικά
Deutsch
Dansk
Cymraeg
Česky
Català
Bosanski
Български
Беларуская
العربية
APRICOTSFOLLAMOS EN LA PRIMERA CITA

Hacer la postura del 69 no es tan fácil como parece

11/7/2018
Behind the obscene: Hacer la postura del 69 no es tan fácil como parece

Existen números para todo, vemos números en todas partes. ¿Qué te viene a la mente cuando ves el número 10? ¿O el 22? ¿Sabías que los números del bingo tienen un significado? Por ejemplo, el 2 es el patito, el 8 es la dama, el 13 es el número de la mala suerte, el 15 es la niña bonita, y así podríamos seguir… Pero, seguro que si un número ha destacado por todo lo alto, y seguirá haciéndolo, éste es el 69.

¿Qué tiene de especial el 69? Seguro que al leer 69 has sonreído, o el menos has hecho media sonrisilla. No hace falta que te explique el porqué del éxito de este número, o a lo mejor sí. El 69 se asocia a una posición sexual que para mí está sobrevalorada. Esta práctica la hicieron famosa Isabel de Castilla y Fernando de Aragón bajo el lema “tanto monta, monta tanto”.

El otro día, un amigo mío me dijo que practicar el 69 es más complicado que recular en chancletas, cuánta razón tiene.

He intentado practicar esta postura sexual más de una vez pero creo que nunca la he terminado de gozar y, os voy a contar el porqué. Para realizar la postura del 69 se requiere un poco más de coordinación y confianza que en otras posiciones sexuales. Es una práctica sexual democrática, ambas personas dan y reciben al mismo tiempo y pueden situarse tanto arriba como abajo, indistintamente. Sobre el papel, es la mejor posición para practicar sexo oral.

69 con ella encima

Es una postura que, por lo general, cuando la vemos en las películas porno nos pone muy cachondos y empezamos a fantasear. Recuerdo mi primera vez, yo me puse abajo y él arriba, él tenía el control, pero su polla era tan grande que de vez en cuando me venían arcadas. Rápidamente le propuse cambiar, yo estar arriba y él abajo, ahora yo tenía el control, pero parece que le asfixiaba un poco con la presión de mi coño. Fue una experiencia diferente con la que nos echamos unas risas muy sanas, y pasamos directamente a follar. No disfrutamos mucho del 69 pero el polvo fue espectacular. Si has practicado el 69 alguna vez, seguro que tienes alguna anécdota divertida que explicar.

Pero como todo en la vida, con la práctica mejora. Aprendes a colocar las piernas correctamente, hasta que altura levantar la cintura, cómo jugar con las manos, los dedos y la lengua… Al final, acabas disfrutando dando y obteniendo placer al mismo tiempo.

¿Existe una forma adecuada para hacer el 69?

Lo bueno del sexo es que puedes ir probando cosas nuevas, pero existen algunas variedades del 69 que pueden resultarte muy útiles si quieres realizar esta práctica.

Mujer arriba
Según los expertos, en la posición del 69, la mujer es la que tendría que estar siempre arriba porque lo más probable es que pese menos que el chico. Como muchas mujeres tenemos el pelo super bonito y largo, así nos evitamos que os arrodilléis sobre nuestro cabello. Imagínate la escena, la polla metida en mi boca mientras me tiras del pelo aunque sea sin querer, cuidado porque podría morderte y provocar un pequeño accidente.

Otra ventaja de estar arriba es que podemos controlar la velocidad y la profundidad de la mamada sin tener arcadas. Tener el control significa que podemos ofrecer un mayor placer oral.

Hombre arriba
Cuando él está encima, lo mejor que podemos hacer es chupársela poquito a poco y jugar con la punta de su polla dándole besitos y lamiéndosela hacia arriba y hacia abajo a lo largo de todo el cuerpo poniendo especial atención al frenillo. Con las manos masajearemos sus testículos y perineo, y si nos deja, le acariciaremos el culete.

De lado
Quizás la opción más cómoda para ambos si pensamos mantener sexo oral a la vez durante un largo periodo de tiempo, o hasta que puedas aguantar sin correrte. De esta forma podemos usar la parte inferior de los muslos del otro como almohada para la cabeza, estaremos más cómodos y podremos realizar una sesión más prolongada. Además, en esta posición nadie “morirá” ahogado y podremos utilizar las manos para incrementar el placer del otro.

De pie
Esta técnica es para valientes y parejas muy atrevidas, el chico está de pie sujetando a la chica en brazos mientras le come el coño y ella su pene mientras está boca abajo. Dicen que si la sangre te sube a la cabeza puedes experimentar un orgasmo más intenso.

el 69 en el reino animal

Consejos a la hora de practicar el 69

A continuación te desvelamos los grandes secretos de cómo tener una buena experiencia practicando el sexo oral mutuo.

Tomar una buena ducha
Siempre es ideal estar limpio y aseado a la hora de follar, pero todavía más cuando se trata de sexo oral. No es sexy ni nos gusta ser recibidos con olores desagradables, ni con un matojo de pelos (si has visto Scary Movie sabes de qué te hablo) que tendremos que estar quítándonos de la boca cada dos por tres. La mejor estimulación y preparación para practicar el 69 es empezar una ducha conjuntamente. Una vez estuve con un tío que parecía que tenía la selva amazónica cubriéndole la polla, tuve que apartar un montón de pelo antes de poder comérsela.

Iniciar los juegos gradualmente
Si es la primera vez para alguno de los dos, o bien para los dos, lo mejor es empezar con caricias y realizar juegos previos mientras os ponéis en posición gradualmente.

Sincronizarse
Es recomendable que los dos sigáis un poco el ritmo del otro; si uno de los dos va más rápido, a lo mejor uno llegará al clímax antes que el otro. Lo mejor es buscar la sincronía.

No desconcentrarse
No olvidemos que estamos dando y recibiendo placer al mismo tiempo y, a veces, es muy fácil concentrarse en recibirlo y no en darlo. Si uno de los dos se distrae y su lengua se vuelve un poco perezosa podemos darle un cachete en el culo, verás cómo se pone todavía más caliente.

Disfrutar del momento
No practicamos el 69 para sufrir, lo hacemos para gozar y sentir placer. No te preocupes por la posición, ya iréis encontrando el punto. Relájate y déjate llevar, el resto vendrá solo.

Usar las manos
Con las manos libres podrás jugar con su cuerpo, masturbarle, estimularle sus zonas más sensibles.

Comunicarse
Si la persona con la que te estás divirtiendo y practicando el 69 está haciendo algo que no te gusta, lo mejor es decírselo para que pueda excitarte como Dios manda. Por ejemplo, si quieres besarle el culete o introducirle los dedos, mejor preguntarle antes si le gusta, porque si no… puede provocar una situación un poco incómoda.

Al final, el problema de practicar esta postura recae en las expectativas, pero el truco para disfrutar completamente de esta icónica posición, el 69, está en experimentar hasta que descubras lo que realmente funciona mejor para los dos.

Comparte
1 comentarios
He practicado arriba y abajo y me gusta estar arriba. Apoyo bien los codos y puedo usar lengua y dedos comodamente para acariciar, lamer el clitorís y meter lengua. Me gusta tanto, apasiono y concentro que no atiendo a lo que me están haciendo a mi abajo. Sino me gustara tanto dar placer oral no haría tanto el 69.
Xavi
11/7/2018

Y tú, ¿qué opinas?

Muchas gracias por enviarnos tu comentario. Prometemos echarle un vistazo en cuanto tengamos las bragas puestas.
Suscríbete a la newsletter