Cómo ser una buena puta

Cómo ser una buena puta

Según varias encuestas sobre el sexo, una de las principales fantasías eróticas de las mujeres es la de hacer de prostituta al menos una vez. A diferencia de los hombres a los que les encantaría que sus fantasías se hicieran realidad, las mujeres suelen distinguir de forma muy clara entre fantasía y deseo, y esto es porque son conscientes de que algunas de esas películas que se han montado en la cabeza podrían no ser tan agradables si se diesen en la realidad.

Pero, ¿qué pasaría si algunas de vosotras se atreviera a dar el salto y hacer de esa fantasía de recibir dinero un hecho real? ¿Estaríais preparadas para dar un buen servicio de escort dar un buen servicio de escort, aunque sea para probarlo una sola vez? Hemos preguntado a algunas de las chicas qué hace falta para ser una buena chica de compañía, esto es lo que nos han comentado:

Cuidado personal: una buena escort tiene que cuidar de su cuerpo y aspecto físico. No importa ser delgada, belleza no quiere decir delgadez. Hay que prestar al propio cuerpo la atención que se merece, es decir, comer de forma sana, dormir las horas que tocan, estar siempre bien depiladita, tener la piel hidratada y suave, y por supuesto, manicura y pedicura hechas.

No tener escrúpulos: o por lo menos, dejarlos de tener mientras estáis trabajando. Fuera los pensamientos de culpabilidad y suciedad, que al fin y al cabo son debidos a la educación y tradición de la que estamos empapados. Si una mujer decide ser chica de compañía, que lo haga bien consciente de lo que significa, porque no es ni un trabajo sencillo, ni adecuado para todo el mundo.

Ser un poco psicóloga: sucede a menudo que un cliente no quiera tener sexo, más bien necesita a su lado una persona que le escuche o que le haga un poco de compañía porque se siente solo. En esto ayuda ser una persona paciente, con capacidad de empatizar con los demás y que inspire tranquilidad y confianza.

No tener como referencia la historia de Pretty Woman: eso es Hollywood, aquí estamos en la vida real. La historia de Pretty Woman es muy bonita y romántica, pero también lo es la de Ghost, más allá del amor y todo el mundo sabe que es pura ficción.

Lencería: seleccionar bien la propia ropa interior es importante porque te hará sentir una mujer terriblemente sexy, y esto se traduce en plena seguridad en una misma y consecuente toma de poder sobre la situación con los hombres.

Multi-tasking: esto se refiere al abanico de servicios que ofrece una chica. Cuanto más completas seáis en vuestras prestaciones, más posibilidades tendréis de atraer un número mayor de clientes.

Disfrutarlo de verdad: ya no es sólo una cuestión de dinero, que a menudo es el motivo principal por el cual muchas chicas deciden emprender esta profesión, sino porque realmente disfrutáis de la experiencia. Os gusta tanto el sexo y el morbo de ir a la cama con desconocidos que ¿por qué no cobrar por ello? Si da el caso que vuestra afición más grande es el sexo, ser una buena escort os saldrá natural.

Entradas creadas 202

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

No seas egoísta, compárteme con tus amigos