Valla Apricots

«Mobile is everything» but sex

Es un viernes cualquiera en nuestras oficinas de Calle Aribau; son las 11h y todo sigue en la normalidad. Hasta que llaman a la puerta. Alguien se levanta para abrir y al ver a quien tiene delante, se queda en estado de shock.

Son dos hombres. Dos hombres importantes. Dos hombres que, aquel viernes que ya no es un viernes cualquiera, nadie de la oficina se esperaba tener allí, y sin preaviso alguno. Los dos hombres misteriosos quieren hablar con nosotros.

Una vez dentro, los hombres de negro se sientan con el CEO de Apricots, Javier Martínez, visiblemente curioso de escuchar cómo puede ayudarles. De forma casi inocente, empiezan a explicar el motivo de su visita, cuyo resumen es el siguiente:

El Mobile World Congress está al caer (22-25 febrero, en la Fira de Barcelona) y la ciudad condal se llenará de profesionales del sector móvil. Da el caso que Apricots tiene un valla publicitaria enorme en la Gran Vía, bien visible cuando se llega desde el aeropuerto de El Prat a Barcelona ciudad. La valla pone “Apricots. Trustworthy Call Girls”. En los años anteriores el MWC ha sido el centro de alguna polémica relacionada con el sector del sexo de pago. Al parecer cuando llegan los ejecutivos del MWC, las prostitutas de Barcelona empiezan a lubricar por el incremento de la demanda.

Para “crear un ambiente confortable para los delegados del MWC”, nos piden que quitemos nuestra valla publicitaria de la Gran Vía durante el Mobile, y nosotros pobres ingenuos pensando que para crear un ambiente confortable bastaban música romántica y velitas.

El CEO de Apricots, quedándose algo descolocado, pide unos días para pensar en la propuesta, pero, pensando, pensando, se da cuenta de que no necesita unos días. Ya sabe perfectamente cuál es la línea que lleva Apricots, así que su respuesta llega después de pocos segundos:

Apricots quitará su valla publicitaria, pero este acuerdo con la GSMA tendrá que ser público.

Considerando que estáis leyendo estas palabras, y que se lió muy gorda en los medios de comunicación, es evidente que los jefazos del MWC han aceptado nuestra propuesta. Desde el miércoles pasado, día 17 de febrero, nuestra valla de Gran Vía ya no está allí dando la bienvenida a los turistas que llegan a Barcelona.

Artículo retirada vallas por el MWC

El encuentro de aquel viernes era una noticia que merecía la pena ser contada, porque imaginad que en lugar de suceder esto, se hubiera decidido silenciar todo con esa cosa tan sucia que es el dinero. La historia de siempre se hubiera repetido: una gran compañía comprando el silencio de otra pequeña compañía, qué tristeza y qué poca originalidad, ¿no? Pero menos mal que han dado con nosotros…

Entradas creadas 211

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

No seas egoísta, compárteme con tus amigos