Sexo anal con lubricantes caseros

5 trucos para conseguir buen sexo anal con lubricantes improvisados

Muchas veces el sexo anal no se planifica y cuando surge hay que tener la mente ágil. Te enseñamos a improvisar para no perder esa fantástica oportunidad. Sea cual sea tu situación, jamás intentes tener sexo anal en seco porque te puede quedar un mal recuerdo.

1. Con el aceite de oliva prepararás la mejor ensalada anal

Es el lubricante natural por excelencia de toda la vida. Así que, si te da un apretón en un restaurante, mientras cenas con tu chica y te dice:

Cariño, nos vemos en el baño, quiero sexo.

No te olvides de llevarte escondida la aceitera, no te arrepentirás. No vas a tener ningún tipo de alergia y recuerda echar muy poco, ya que es súper lubricante. Tu chica alucinará y vuestro sexo por la retaguardia subirá a otro nivel.

2. Nivea y mucho cariño

¿Quién no ha vuelto de la playa, rojo como una gamba, y su mujer le ha dicho?:

Ven aquí, que te pongo aftersun.

Ese es el momento clave en el que tienes que actuar. Calentito por el sol y después de una buena dosis de caricias, será el momento de meter la mano en el bote de NIVEA y llevarla directa al culo. Recomendación: No dejes de besarla mientras lo haces, su reacción será mucho más llevadera. Después, con la misma mano pringa bien tu polla, dale la vuelta y con cariño, disfruta de la embestida.

3. ¿Por qué crees que se dice que el mejor yogur natural es el griego?

Sí, has leído bien, yogur natural, alucinarás cuando lo uses para tus relaciones sexuales. Al estar frío de la nevera, te va a provocar una sensación brutal en el ano o en el chochete, ya que se puede usar tanto para sexo anal como vaginal, y es 100% fiable. Recomendación: Evita usar yogures con trozos, por favor.

4. Clara de huevo y el día que la nevera estaba vacía.

Pierde el miedo a probar cosas nuevas. Eso de ir a un sex shop y elegir un lubricante sabor a coco, está pasado de moda. ¿Tienes dudas sobre el huevo para hacer sexo anal? Te invitamos a hacer un ejercicio: Cuando estés en tu cocina, coge un plato hondo y un huevo, cáscalo, hecha la clara en el plato y asegúrate de que no hay ninguna cáscara; cierra los ojos, mete las dos manos en el plato y empieza a imaginar en ese culo que siempre has querido follarte pringado con esta textura que estás tocando. Si después de este ejercicio, no tienes un erección de las que hacen historia, es que te has dejado llevar por la situación y también le has añadido sal y pimienta.

5. ¿Qué vas a hacer si no encuentras nada a mano? La saliva te salva la vida.

Y por supuesto, llegamos al más natural, hipoalergénico y morboso de todos lo lubricantes improvisados, la saliva. Cuando estás en plena lujuria sexual y de repente tu compañía dice: –Métemela por detrás. Será fantástico ver como te saliva bien la polla, después se escupe la mano y se la lleva al culo. Aunque la persona que tengas delante esté acostumbrada al sexo anal, nunca vayas deprisa, siempre al ritmo de ella; se sentirá más cómoda y te lo dará todo. Recomendación: Al principio se tiene que empapar todo muy bien, ya que la saliva se va secando y puede molestar un poco a cualquiera de los dos.

Apricots
Entradas creadas 140

13 pensamientos en “5 trucos para conseguir buen sexo anal con lubricantes improvisados

  1. El jugueteo con los dedos y dejar que la chica sea que dirija la penetración. El anillos del pene y los primeros cm del ano hacen algo similar a las rosca de la tapa y la bolleta. Ojo!! Por qué sino se hace con delicadeza al entrar esa parte jamás tú chica querra intentarlo.

  2. Después de tomar unas copas, Podeis complementar la saliva con ron Negro o con tequila frio y veras como ese Black Kiss se convierte en la puerta de entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas